Gilda Azucena es Empresaria y Estudiante de la USM

por Cinthia Tamayo en Noroeste

Emprender un negocio y mantenerlo en el mercado para una persona es difícil, y combinar una empresa con la escuela para un joven es aún más complicado, pero con el apoyo de la familia es posible alcanzar cualquier sueño sin importar la edad, así es como Gilda Azucena Marquez Rodríguez de 19 años de edad emprendió su negocios, una estética.

La joven empresaria y estudiante de cuarto semestre de la licenciatura de mercadotecnia de la Universidad de San Miguel, habló sobre cómo inició su negocio a su corta edad.

“Al principio si te da miedo meterte a un negocio, cuando me metí a estudiar veía que me gustaba y aprendía, pero ya con la practica vi que en verdad se me daba y mucha gente se dio cuenta que era buena para eso y me motivaron, empecé hacer citas en mi casa, empecé a cobrar y llegó un momento en el que dije necesito un espacio para esto nada más, porque estaba en mi casa y fue cuando mis papás me ayudaron y adaptamos un lugar”, dijo

Estudio y trabajo

Márquez Rodríguez comentó que combinar estudios y trabajo no ha sido fácil pero su esfuerzo le ha generado satisfacciones personales.

“De repente sí es cansado estar en la escuela y atender la estética, pero igual no lo siento tanto porque me gusta lo que hago y siento la recompensa también, he sabido combinar las dos cosas, y aparte siento bien padre porque muchas personas me dicen que no cualquiera emprende un negocio, sí se siente padre que te digan que eres trabajadora”, resaltó.

Apoyo familiar

Márquez destacó que con el apoyo de sus padres fue como emprendió su propio negocio.

“Cuando decidí poner mi estética tenía como 16 años y mis papás me vieron que tenía ganas y me dijeron que si yo creía que a mi me gustaba y podía con eso que estaba bien, pero que no descuidara mi escuela, y fue con esa condición como inicie el negocio, y por eso a ellos les dan ganas de ayudarme porque me ven que no he descuidado nada”, enfatizó.

Motivación

La joven empresaria con tres años en el mercado manifestó que los comentarios de sus padres la han motivado a seguir adelante porque nunca se ha sentido sola.

“Mis papás me ven independiente, me dicen que le eche ganas, que cualquier cosa que sienta que me haga falta que cuentos con ellos para que me ayuden, que mientras me guste me apoyarán y que las cosas las he estado haciendo bien y se sienten orgullosos de mi”, destacó.

Retos

Márquez mencionó que la percepción de la gente al considerarla sin experiencia por su edad ha sido uno de los retos a los que se ha tenido que enfrentar.

“Por la edad, la gente no deja de verte como una principiante y más que nada en el medio en el que me muevo porque es por citas, la publicidad que me doy es de voz nada mas y por comentarios de la gente, al principio cuando iba empezando fue difícil pero he demostrado con mi trabajo que se hacer las cosas bien y la gente lo ha aceptado bien”, puntualizó.

Confianza

La emprendedora expresó que para ella el ser empresaria y estudiante la ayudado a ganar confianza.

“Más que nada te sientes bien contigo misma al lograr tantas cosas, me veo responsable porque he cumplido con las dos cosas y las he sabido combinar”, manifestó.

Mencionó que su mamá ha sido un gran ejemplo y apoyo en su vida.

“Mi mamá ha sido un fuerte apoyo para mi porque es muy trabajadora, yo la veo que siempre ha salido adelante y le gusta lo que hace y a mi me gusta lo que hago, y no lo veo tanto como un trabajo o como una obligación porque me gusta”, indicó.

Responsabilidad

Márquez habló de cómo se siente al ser estudiante y empresaria.

“Como estudiante me considero responsable, inteligente y más que nada paciente, porque dedico mucho tiempo a otras cosas y a veces sí me siento medio presionada por otras cosas no nada más por la escuela, sí he sabido esperar cuando hacer las cosas, y como empresaria me considero emprendedora y muy activa”, indicó.

Conocimientos

La estudiante manifestó que los conocimientos adquiridos durante el curso de sus estudios le han servido en su negocio.

“En mi carrera más o menos estudias lo que busca la gente y en una estética tienes que estar muy al pendiente de lo que la gente quiere, lo que se está usando, cómo se hace, qué es lo más nuevo, renovándote y mi carrera tiene mucho de eso”, subrayó.

Márquez destacó que hacer crecer su negocio está dentro de sus proyectos y planes a futuro.

“En lo que es mi carrera siento que sí la puedo utilizar con lo que tengo ahorita, pienso en abarcar más, abrir otra estética en otro lugar, contratar personas, pienso hacerlo en grande, si se presenta la oportunidad de trabajar en lo que es mi carrera en otro lugar también, pero voy a permanecer con mi negocio”, enfatizó.

DECISIÓN INTELIGENTE

Gilda Azucena comentó que con decisión y responsabilidad cualquier joven estudiante puede alcanzar el objetivo que se proponga.

“Un buen estudiante tendría que tener claro lo que busca, que sea trabajador, porque alguien que no piense en qué quiere trabajar está estudiando por estudiar, tiene que ser responsable con la escuela, ser estudiante es lograr las bases para ser mejor, para ir aprendiendo más, ahorita estamos empezando, tenemos todo para lograr algo a futuro, tenemos mucho tiempo por delante todavía”, enfatizó.

Deja un Comentario