¿Es el Nivel Académico Alto un Impedimento para Encontrar Trabajo?

Students Resting in the Hall Against Their Lockers Waiting for Class at Senior High School in New Ulm, Minnesota...

Normalmente un mexicano le dedica a los estudios de 20 a 30 años para quedar bien capacitado. El viacrucis empieza desde los tres años, después de tres de preescolar, seis de primaria, tres de secundaria, tres de preparatoria, de cinco a seis de universidad y uno o dos años más para titularse.

Y cuando al fin egresa, se lanza con todo su ahínco en la búsqueda de un buen empleo que le pueda remunerar tantos años de desvelo, aplicación y sacrificio. Y aquí, en este tocar y tocar puertas, es cuando el grueso de los mexicanos despiertan a la realidad laboral que vive México y, por supuesto, Ahome.

Y otra realidad más cruda aún: entre más preparado estás, contrario a lo que sucede en otros países, más difícil resulta encontrar empleo.

El doctor Cristóbal Orrantia Félix compartió su historia: “Hace poco más de un año llegué a estas hermosas tierras sinaloenses, tiempo en el cual se me ha hecho imposible encontrar un empleo debido a mi currículo. “Tengo un doctorado en Astrofísica, hablo cuatro idiomas, además cursé una especialidad en Nanotecnología en Suiza y ya ves, es imposible que alguna empresa en Sinaloa me pueda emplear; creo que acabaré vendiendo tacos o hot dogs”.

Así como él, muchos jóvenes están en las calles vendiendo en el comercio informal, de taxistas y demás, porque deja más dinero que emplearse con un salario mínimo profesional de 6,000 pesos mensuales o menos.

Solamente en Ahome, la Universidad Autónoma de Sinaloa y la Universidad de Occidente dan a la sociedad cada año 3 mil profesionistas. Sólo del 30 a 35 por ciento trabaja en lo que estudió.

Los profesionistas se sienten frustrados por no poder laborar en un puesto acorde a su profesión. La mayoría de empleos disponibles se otorgan a personas que dejaron truncos sus estudios debido a los bajos salarios que se ofrecen y que en su gran mayoría las vacantes son para puestos de bajo escalafón, comentó Irma Cota, titular del Servicio Estatal del Empleo en la Zona Norte.

Las mujeres desempleadas. De igual manera, Elizabeth Ávila Carrancio, directora del Instituto Sinaloense de las Mujeres, manifestó en su reciente visita a esta ciudad que las que sufren más directamente el problema del desempleo o los empleos mal pagados son las mujeres.

“Nos dicen que si estudias es muy difícil encontrar empleo, porque los empleos que existen son empleos mal pagados y de servicios. Somos un país donde lo que se ha desarrollado es la industria de los servicios”, manifestó la directora del Ismujeres.

“Y en la medida que sólo desarrollas los servicios y careces de la generación de un empleo real y bien pagado como es la industria, pues obtienes como resultado este problema”, agregó.

La representante de las mujeres en el estado puntualizó que en la mayoría de las ocasiones existen sólo empleos de un perfil bajo como meseros, hoteles, recepcionistas, vendedores de teléfono, entre otros muchos.

Los programas e intentos para corregir este problema son diversos: ferias del empleo, créditos para nuevos empresarios, obras que generan empleos; sin embargo, la realidad es que en Sinaloa y en el país se vive una crisis de desempleo a pesar de que el secretario de Economía, Eduardo Ortiz, haya dicho, al inaugurarse el Encuentro de Negocios, que en Sinaloa, sólo en septiembre, se crearon 5 mil 920 empleos.

Y lo curioso es que los menormente preparados, hablando académicamente, tienen la ventaja sobre los que tienen estudios superiores a la educación básica.

En México. Según cifras del gobierno de México a través del Sistema Nacional del Empleo, durante los primeros siete meses del año las cifras macroeconómicas han mostrado un comportamiento favorable para la economía nacional; sin embargo, el nivel de desempleo en el país se encuentra aún elevado en comparación a la capacidad laboral en reacción al comportamiento de la economía de Estados Unidos, principal socio comercial de México.

Además, se tiene el problema del 5 por ciento de desempleo. “Hemos concluido que se deben crear empleos a través del fomento al autoempleo. Para esto se ha creado un programa llamado FOMA, para dar apoyos económicos a las personas interesadas en crear su propio negocio, que van desde los 5 a 125 mil pesos a fondo perdido. No se les da en efectivo, se les da en equipo y herramienta, no se les regala, se les da en comodato. Al año, al hacer buen uso de este apoyo y de este equipo, entonces se les entrega en propiedad, con la supervisión del Servicio Nacional del Empleo.”

No votes yet.
Please wait...

Deja un Comentario